QUIÉNES SOMOS

Somos la primera Asociación que se creó en España para defender los derechos del padre (hombre) separado y divorciado. Nacimos en Marzo de 1.993 para luchar por los derechos que nos corresponden como padres y como personas y para evitar que se nos discrimine social y judicialmente. Hemos conseguido que se promulgue una normativa para que se nos dé a los padres las calificaciones escolares de nuestros hijos, para que se pueda aplicar un gravamen especial en la declaración de la renta, para que se apruebe legalmente la “custodia compartida”, para obtener el divorcio directo, etc…. En la actualidad somos más de 22.000, entre asociados y colaboradores.

ASOCIACIÓN

APFS condena cualquier forma de violencia, sea física o psicológica, dentro del ámbito familiar, venga de donde venga y sea quien sea la víctima.

Todos los integrantes de la familia, hombres y mujeres, pueden convertirse en agresores o víctimas, independientemente de su sexo.

La APFS lucha por los derechos del padre separado y de sus hijos desde hace más de 19 años, por entender que existe una tendencia histórica discriminatoria en los procesos de separación y divorcio. En España hay cada vez más separaciones y divorcios y sin embargo es una de los Países donde menos ha evolucionado la práctica judicial hacia la IGUALDAD entre hombre y mujer.

Nuestras principales reivindicaciones son: que la CUSTODIA COMPARTIDA sea la norma general (concepto no compartido por una parte de la opinión pública quizás por desconocimiento del significado de la misma y su funcionamiento), el cumplimiento de los regímenes de visitas, la persecución de las denuncias utilizadas fraudulentamente y una Ley de divorcio justa para todas las partes, pero especialmente para los hijos.

NUESTROS HIJOS

Aproximadamente uno de cada tres niños tiene a sus padres separados. El niño sigue necesitando de un PADRE y de una MADRE tras la separación. No debe sentirse discriminado con respecto a los otros niños cuyos padres permanecen juntos.

Pedimos a las Administraciones públicas una mayor red de Puntos de Encuentro Familiares absolutamente imparciales que garanticen al niño la relación con ambos Padres cuando ésta no sea la correcta por el impedimento de alguno de ellos. ¿A quién recurrirán los Jueces si la administración sigue cerrando P.E.F. y desaparecen este tipo de recursos, o se privatizan en perjuicio de los más desfavorecidos económicamente?

ALIENACIÓN PARENTAL

Actualmente la custodia de los hijos se le da mayoritariamente a uno solo de los progenitores, y en muchas ocasiones se otorga por sistema a la madre y por lo tanto se está fomentando la conflictividad entre los progenitores.

Un conflicto en el que los hijos son los perjudicados finales, si ese progenitor custodio dirige todos sus actos a incumplir el régimen de visitas, impidiendo u obstaculizando al otro progenitor ver a sus hijos. Dicho impedimento se acompaña a veces de manipulación y crítica no fundada hacia el progenitor no custodio poniendo al niño en contra de él, hasta el punto de que éste llegue a interiorizar un rechazo irracional que ponga en grave peligro la sana relación padre-hijo.

Da igual como queramos llamarlo, pero ¿puede existir un tipo de maltrato más cruel?

VIOLENCIA DOMESTICA

No negamos su existencia, e incluso CONDENAMOS ENÉRGICAMENTE cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar. Pero tan lícito como erradicar la violencia es analizar el contexto en que ésta se produce, pues solo conociendo el origen se puede solucionar el problema.

El incumplimiento de los regímenes de visitas, el miedo del padre a perder a sus hijos y la desigualdad existente, tanto económica, al ser este el obligado a abandonar el hogar conyugal, no teniendo un solo recurso público (casa de acogida) donde acudir, como el no recibir el mismo trato por las administraciones públicas y judiciales en caso de ser el hombre la persona maltratada, es sin duda el caldo de cultivo de muchos episodios de violencia.

Seguir anclados en roles machistas considerando a la madre la única posible cuidadora de los hijos, no hace sino fomentar una desigualdad que muchos vinculan con la violencia doméstica.

Además, muchas denuncias encubren intereses económicos ya que tras las denuncias de malos tratos se pueden adoptar medidas provisionales contra el denunciado que hacen que pueda ser expulsado del hogar, que pierda la custodia de sus hijos, y que se vea expoliado económicamente, generando una ventaja insalvable en el procedimiento de separación o divorcio. Y ello incluso aunque luego resulte absuelto.

Queremos que se luche encarecidamente contra todo tipo de violencia, haciéndolo contra todas sus causas. La desigualdad genera violencia.

No permitamos que muera una sola PERSONA más.

MEDIACIÓN

Son necesarias medidas sociales como la Mediación Familiar. El procedimiento jurídico muchas veces termina con la derrota de una parte frente a la otra lo que sin duda no ayuda a la paz entre los cónyuges. La Mediación facilita la responsabilidad de ambos cónyuges con sus hijos y evita el rol ganador- perdedor.

El Consejo de Europa apoya la Mediación familiar como medida de resolución pacífica de conflictos. ¿Por qué en España no?

CUSTODIA COMPARTIDA

La declaración de Los Derechos Humanos menciona a la Familia como pieza fundamental de la sociedad. La declaración del niño menciona que este debe crecer bajo el amparo de sus Padres. La Constitución Europea garantiza al niño su derecho a relacionarse con AMBOS progenitores. Pedimos que se cumplan todos estos postulados. Que dejen de ser solo “palabrería”.

El niño debe de seguir teniendo Padre y Madre tras la separación. El incumplimiento del régimen de visitas hace que los Padres pierdan a sus hijos de hecho. La custodia compartida está en la línea de la igualdad real entre hombres y mujeres. Allí donde se ha aprobado y aplicado una verdadera custodia compartida ha hecho disminuir la violencia doméstica.

Custodia Compartida no es Custodia “repartida”: Queremos compartir el día de a día en la vida de nuestros hijos y no nos dejan.

En ARAGÓN, CATALUÑA Y VALENCIA LA CUSTODIA COMPARTIDA ES LA NORMA GENERAL, de modo que los niños residentes en dichas comunidades tendrán garantizado seguir teniendo un PADRE Y UNA MADRE. ¿Por qué nuestros hijos no tienen el mismo Derecho?

Reivindicamos que la Custodia Compartida como norma general sea la siguiente reforma legislativa a nivel nacional.

IGUALDAD

Hombres y mujeres somos iguales ante la ley pero a la hora de la separación, en la práctica judicial esta igualdad no existe, en detrimento del hombre, de toda la familia extensa paterna del niño y de la red social del padre. A nuestro juicio el feminismo igualitario debería de luchar por la custodia compartida de los hijos ya que ello va en beneficio de la incorporación de la mujer al mundo laboral y en definitiva de la igualdad total entre hombre y mujer. Defender que solo la madre puede o debe tener la custodia es mantenerse en posicionamientos anclados en una realidad social pasada, en la que sin duda imperaba el machismo.

Igualdad de capacidades y derechos para ambos géneros, también en lo referente a la participación, educación y presencia en la vida de los hijos.

¿QUÉ QUEREMOS?

Queremos que se promulgue una nueva Ley de Divorcios,(CONSEGUIDO), donde se observe la Custodia Compartida,(CONSEGUIDO), el divorcio directo, (CONSEGUIDO), la liquidación de los bienes gananciales en el momento del divorcio, la desaparición de las pensiones compensatorias, que las pensiones de viudedad correspondan únicamente a nuestras últimas y únicas esposas,etc…

Especialmente, nos preocupa, luchar para evitar que nuestros hijos se queden huérfanos de padre y de su familia extensa.

Pedimos que se dé copia de las notas escolares de nuestros hijos a los padres no convivientes (CONSEGUIDO).

También luchamos por los abuelos y los derechos que tienen a estar con sus nietos.

Pedimos que se castigue con prisión el impedimento del régimen de visitas (exactamente igual que el impago de pensiones).

Antiguos Presidentes